En sus años de estudiante tuvo un grupo de rock, pero se decantó por el Derecho, la misma profesión de su padre. En menos de cuatro años pasó de primíparo en el Senado a ser el ahijado político de Álvaro Uribe y el presidente más joven en la historia.