6 hábitos diarios que son tan malos como fumar

6 hábitos diarios que son tan malos como fumar

4. Cocinar con el aceite equivocado. Incluso si tienes fogones eléctricos en casa, no eres inmune los efectos contaminantes de la cocina. Hay estudios que han demostrado que la alta temperatura de cocción con manteca o aceite vegetal libera partículas, aldehídos e hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos que se encuentran en el humo del cigarrillo y que a su vez, están vinculados a la inflamación de las vías respiratorias.

La solución: Escoger el tipo de aceite de cocina que mejor se adapte a tu uso y tus necesidades. Por ejemplo, el aceite de oliva es el aliado perfecto bien para cocinar a baja temperatura o como aderezo para las ensaladas. El aceite de aguacate, en cambio, es ideal para cocinar a altas temperaturas. ¡Y no te olvides de encender la campana de ventilación!

5. Las cabinas de bronceado. Un estudio reciente de la Journal of the American Medical Association estimó que el bronceado artificial que se consigue en las cabinas provoca aproximadamente 420.000 casos de cáncer de piel en EE.UU. cada año. Por contra, fumar causa unos 226.000 casos de cáncer de pulmón.

La solución: Aprender a amar tu piel (pálida o con un poco de color natural) es el primer paso. Pero si realmente deseas un brillo natural, come más zanahorias y tomates, tal y como sugiere un estudio publicado en la revista Evolution and Human Behavior. Ambos alimentos son ricos en carotenoides, lo que aumentará su tono de piel. Así no tendrás que preocuparte de exponer tu piel a radiación artificial.

6: No dormir lo suficiente. Probablemente, esto te pondrá de mal humor: la privación crónica del sueño puede desencadenar una presión arterial alta, ataques al corazón, derrames cerebrales, obesidad y una serie de problemas de salud a tener en cuenta. Incluso, un estudio descubrió que el no descansar entre seis  y siete horas al día conduce a tasas de mortalidad similares a las observadas en personas fumadoras. Pero tan importantes son las horas que duermas como la calidad del sueño, porque cuando se interrumpe el ciclo propio del sueño profundo, el crecimiento de los tumores se puede acelerar.

La solución: No asumas que estar cansada es lo normal. Si te sientes decaída o eres consciente de que no duermes lo suficiente ni bien, habla con un profesional. Quizás sufres algún problema como apnea que interrumpe tus horas de descanso.

 

El desayuno más sano: <p>Hemos escuchado infinidad de veces que el desayuno es la comida más importante del día y, sin embargo, muchas personas no hacen esta comida o consumen alimentos que no les aportan todos los nutrientes necesarios.</p><p>En este artículo te explicamos por qué es tan importante comer bien por la mañana y qué opciones son las más saludables y cuales no.</p>

 

Para conseguir buenos hábitos de comida saludable hay que entrenar al cerebro para empezar a cambiar ese ‘chip’ que te hace comer de forma negativa. Una vez que sepas cómo entrenar a tu cerebro para conseguir buenos resultados en tu alimentación y tu salud, te darás cuenta de que es más fácil de lo que te imaginabas.

La clave para conseguir que tu cerebro prefiera los alimentos saludables antes que la comida basura, reside en el descubrimiento de lo que desencadena esos antojos por los dulces o la comida basura. En ocasiones, es posible que los factores desencadenantes sean la causa de esta preferencia alimenticia cuando tienes hambre (algunos factores pueden ser el estrés, la tristeza o la ansiedad). Cuando encuentres el desencadenante y lo desvincules de la comida y lo trates a parte (como con terapia u otros métodos para reducir la tristeza, la ansiedad o el estrés), podrás entrenar a tu cerebro para que sepa cuál es la alimentación que realmente es adecuada para ti.

Cómo conseguir buenos hábitos de alimentación

No te niegues la oportunidad de mejorar

Lo peor que puedes hacer es negarte la oportunidad de mejorar tu alimentación. Evita decirte cosas negativas como que no eres capaz de conseguir tus metas o incluso, que no te lo mereces. No te sabotees a ti mismo ni a tus esfuerzos por conseguir buenos resultados.Piensa en positivo y tu cerebro se sentirá recompensado y empezará a ver a la comida saludable como buenas opciones.

Céntrate en lo que comes

Las personas actualmente comen distraídos, haciendo otras cosas o viendo la televisión o las redes sociales. Cuando esto ocurre se mastica sin pensar. Es necesario que se sea un participante activo en las comidas y te centres en los sabores y las texturas. Mastica lentamente centrándote en el alimento. Te sentirás lleno más rápido y además, estarás satisfecho/a mucho antes. No comerás más de la cuenta.

Observa los efectos de los alimentos en tu cuerpo

¿Cómo te sientes después de haber comido fritos, alimentos grasos o demasiado azucarados? Si te fijas, te darás cuenta de que no te sientes realmente bien. Es necesario que también te fijes en cómo te sientes después de tomar alimentos saludables… Te darás cuenta de que la sensación es mucho más beneficiosa y esto ayudará a que tu cerebro quiera conseguir esa sensación una y otra vez.

© Proporcionado por 

Come con honestidad

Antes de comer, pregúntate si realmente quieres comer, quizá estés confundiendo el hambre con la sed. Es fácil confundir la necesidad de apagar la sed con el hambre. Bebe un vaso de agua antes de comer cualquier cosa. Si todavía tienes hambre después de 10 minutos, entonces busca una opción de comida saludable.

Recuerda que hay que comer 3 comidas al día y un almuerzo a mitad de mañana y una merienda a mitad de tarde. Es decir, un total de 5 comidas al día. Evita el picoteo de entre horas y no comas cuando estás viendo la televisión porque estarás añadiendo muchas calorías innecesarias a tu organismo.

Además de tener todo esto en cuenta, es necesario que también lleves una vida activa y te olvides del sedentarismo. Para poder completar unos buenos hábitos de alimentación y que tu salud esté fuerte; deberás también tener una vida activa donde el deporte o el ejercicio diario tengan un papel importante en tu vida. No es necesario que te apuntes al gimnasio, a veces, con caminar 30 minutos al día es más que suficiente.

Por último, merece la pena remarcar que una vida libre de estrés y ansiedad también te ayudará a que puedas tener unos buenos hábitos alimenticios, porque de esta manera no querrás comer solo por sentirte mejor… Aprenderás a sentirte mejor contigo mismo independientemente de la comida que ingieras.

Related Posts

No comments

Leave a Reply