Hasta el momento, la enfermedad ha sido detectada en predios de Tame (Arauca), Yacopí (Cundinamarca), Tibacuy (Cundinamarca) y en Cúcuta (Norte de Santander).

El primer foco de aftosa en Colombia se detectó en Tame (Arauca) el 24 de junio.

Lo siguiente que sobrevino fue un brote de la enfermedad en Yacopí(Cundinamarca) que afectó a 136 animales en ocho predios.

por el espectador