Después de pasar varios años a la sombra y alejado de la primera línea de la música comercial, el cantante Luis Fonsi renació de sus cenizas la pasada primavera con el lanzamiento de ‘Despacito’, la canción que, además de pulverizar todos los récords en lo que a la escena latina se refiere, ha conseguido en tiempo récord conquistar mercados tan duros y competitivos como el estadounidense y el europeo, afianzando al mismo tiempo la presencia del reguetón fuera de Hispanoamérica.
Aunque la gran acogida que ha tenido la canción, especialmente entre las nuevas generaciones, se refleja principalmente en las discotecas, radios y plataformas digitales de todo el mundo, lo cierto es que el intérprete portorriqueño sigue mostrándose a día de hoy mucho más clásico y tradicional en lo que a la forma de transmitir sus temas se refiere, como ha dejado patente en sus redes sociales al proclamar su amor por los escenarios y por la música en directo.

https://www.instagram.com/luisfonsi

 

“¡Mi cara de felicidad! Nada como estar sobre un escenario. Amo lo que hago y les doy las gracias por permitirme hacerlo noche tras noche. No doy por sentado nada de lo que me ocurre”, ha escrito en su perfil de Instagram junto a una imagen que le retrata con una amplia sonrisa en medio de uno de sus últimos conciertos.
Dada la trayectoria algo irregular que ha protagonizado en lo que llevamos de década, pasando de ser un completo desconocido para el mundo anglosajón a convertirse en uno de los rostros más reconocibles del panorama pop, resulta comprensible que el astro de la música quiera sacar el máximo partido a tan enriquecedora experiencia. Pero al margen de su capacidad para dar continuidad al fenómeno de ‘Despacito’ con otro bailable tema, lo cierto es que Fonsi también ha prometido a sus seguidores que, de momento, no tiene intención alguna de bajar el ritmo.

“Rumbo a otra ciudad, un nuevo escenario y un nuevo público por conquistar. Me estoy disfrutando cada segundo del ‘tour’. Gracias a todos los que están formando parte de esta aventura, los quiero. Y esto es solo el comienzo”, reza otra de sus más recientes publicaciones.
Dejando de lado las particularidades de su profesión y del carácter efímero de la fama, hay que recordar que la etapa de plenitud que vive el artista a día de hoy proviene fundamentalmente de su sólido matrimonio con la modelo española Águeda López y, sobre todo, del sinfín de alegrías que recibe de los dos retoños que tiene la pareja, Mikaela y Rocco.

“Te siento tan cerca aunque estés tan lejos. Te quiero, mi amor”, le dirigió hace unos días la modelo en su perfil de Instagram, junto a una imagen que, como reveló la propia Águeda, había sido tomada por su primogénita.

 

 

por caracol