Consulta liberal, puro derroche: columna de Óscar Montes

0

No tiene ningún sentido botar 90 mil millones de pesos en la llamada consulta liberal de Noviembre para escoger el candidato de ese partido a la Presidencia de la República. Hacer la consulta es puro y físico derroche, ganas de los directivos del Partido de malgastar la plata.

La consulta liberal no se necesita, menos ahora que quedan pocos precandidatos, pues de los que habían varios se han retirado y otra fue expulsada, en un gesto, por lo demás, intolerante y poco liberal. Pero esa es otra discusión.

El asunto es que para escoger entre Humberto De la Calle y Juan Fernando Cristo no se requiere gastar miles de millones de pesos. 

Celebrar una consulta partidista sin estar  “amarrada” a otras elecciones, como por ejemplo las regionales de Marzo, obliga a la Registraduría Nacional a tener que destinar 90 mil millones de pesos, que no tiene y que harán mucha falta para las elecciones del próximo año.

Pero sería, además, un enorme error estratégico, porque si se hace la consulta sola en noviembre, el liberalismo se dejaría contar y es bastante probable que “sin ambiente electoral” y sin ninguna motivación, muy pocos electores acudan a las urnas. Para decirlo en plata blanca, una consulta liberal con 500 o 600 mil votos sería un fracaso.

Lea también: ¿Qué hacer con la publicidad negativa? Columna de Óscar Montes

Pero además también sería un pésimo mensaje para el país, que padece las consecuencias de una economía en estado de calamidad. La olla está raspada, tanto que hasta el propio Gobierno ha tenido que echar mano de los dineros sagrados del Fondo Nacional del Ahorra para poder disponer de recursos, algo que ningún otro gobierno se había atrevido hacer.

Ello para no hablar del “tijeretazo” que le acaba de pegar a Ciencia y Tecnología, entre otros rubros vitales, en el Presupuesto General de la Nación.

De manera que señores directivos del Partido Liberal, pónganse la mano en el corazón, sáquenla de los bolsillos de todos los colombianos y ahórrense la plata de la consulta de noviembre. No derrochen el dinero en estos tiempos de vacas flacas, donde, como dicen nuestros campesinos, el palo no está para cucharas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.