¿Si mi hijo se cae y se golpea en la cabeza es mito o verdad que no debo dejar que se duerma?

Es mito, el niño se puede dormir después de un trauma  sin que  se modifique la evolución posterior; algunos  especialistas recomiendan que se debe vigilar cada cuatro horas el estado de conciencia del niño, despertándolo si es necesario.

 

¿Es verdad que debo estar alerta de ciertos signos después de que mi bebé se ha golpeado en la cabeza?

Verdad. Hay que vigilar que el estado de conciencia no se  deteriore, que el niño no esté somnoliento o muy dormido, con actividad más disminuida de lo habitual, o que presente pérdida de conciencia. Hay que estar además atentos si vomita después del trauma de forma repetida y si hay cambios severos en el patrón de alimentación del lactante, además si se aprecia alguna diferencia importante en su comportamiento habitual como pérdida del equilibrio, incapacidad para mover una  extremidad, que no  pueda hablar, visión doble,  entre otras. Es también importante revisar que no haya una deformidad del cráneo evidente o un hematoma muy llamativo y que no haya cefalea (dolor de cabeza) después del trauma cada vez más intenso y persistente o rigidez de la nuca.

 

¿Es cierto que puedo poner hielo para bajar la hinchazón?

El hielo produce vasoconstricción (contracción) en el sitio del trauma de los vasos sanguíneos disminuyendo la pérdida de sangre que se traduce en la presencia de un menor edema (hinchazón).

 

 

 

Foto: Istock.