La propuesta busca que este impuesto aplique únicamente para pagos en efectivo

desmonte definitivamente en transacciones financieras.

0

El presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), Santiago Castro, explicó los alcances de una iniciativa con la que buscan aumentar la inclusión financiera en el país e incluso modificar el impuesto del 4 x 1.000 que se cobra a los movimiento financieros.

Lo que propone el sector es que los ciudadanos que realicen la compra de productos o paguen algún servicio en efectivo, se les cobre un impuesto de 4 pesos por cada 1.000 pesos.  

“Hay un precio por un artículo en cualquier tienda, ese precio es para compras por medios de pago electrónico. Si va a comprar en efectivo pues se le tiene que añadir el 4 x 1.000”, explicó Castro.

Con la iniciativa se busca ampliar el número de personas que cuentan con al menos un producto financiero. Actualmente el 80% de los adultos en Colombia están vinculados al sistema bancario y los servicios que más usan son las cuentas de ahorro y las tarjetas de crédito, según un informe de la Superintendencia Financiera.

“Las personas que no tienen cuenta van a decir: tengamos una cuenta débito. Vámonos a los 3 o 4 bancos que tienen productos completamente gratis, sin cuota de manejo con uso de tarjeta débito, con transacciones entre cuentas del mismo banco”, manifestó el representante del gremio bancario.

Otro de los objetivos de la medida es desmontar de forma definitiva el Gravamen al Impuesto Financiero (GMF), también conocido como el 4 x 1.000, que según Asobancaria, lo que desestimula el uso de los pagos electrónicos.

“El tema del GMF sobre el que tanto se ha insistido, que es antitécnico, todo el mundo lo sabe y lo acepta, pero no tienen como reemplazarlo, entonces estamos proponiendo que lo cambien por un gravamen a las operaciones en efectivo”, puntualizó.

Para el gremio, son varios los beneficios que le trae al país la masificación de los pagos o servicios electrónicos, pues se formaliza la economía,  se combate la evasión de impuestos, ya que sería posible conocer la verdadera dimensión sobre la capacidad de pago que tiene cada persona y se rastrea la procedencia del dinero.

Leave A Reply

Your email address will not be published.